El artista plástico Plácido Merino trabaja con algunos de los conceptos de los psicoanalistas Freud y Jung para trabajar sobre las Sombras, en donde retoma la relación con el inconsciente del sujeto, que en este caso es su modelo de retrato, en donde expresa la valorización de lo onírico, de lo simbólico, así como de lo irracional.

En la serie Sombras el maestro Plácido Merino, muestra su interés por la creación de imágenes y objetos visualmente expresionistas que permiten re-significar situaciones cotidianas relacionadas a la sombra como soporte conceptual.

 

La exploración del Re-trato, donde el espectador es constructor activo en el desarrollo de la obra; donde el cuerpo experimenta no solo una resistencia física, sino también emocional. Dentro de estos planteamientos se repiensan los espacios en una narrativa desde lo íntimo, la obra como un acto realizado frente al otro, que irrumpe lo lógico del cotidiano, desfigurando rostros y cuerpos,

Sombras